NEUROFILOSOFÍA

En ocasiones uno encuentra en su trabajo un hueco que aprovecha para trabajar alguna lectura pendiente. Es entonces cuando algún compañero/a se interesa por lo que uno lee y te pide que le muestres el libro o el artículo. Su reacción depende mucho del departamento al que esté adscrito. Normalmente, los compañeros de las áreas de ciencias te miran con extrañeza preguntándose qué haces leyendo cosas sobre neuronas piramidales. Los  matemáticos/as te miran con suficiencia y, con media sonrisa, te preguntan  porqué te estás peleando con ecuaciones que explican el comportamiento de la actividad de las dendritas de las dichosas neuronas piramidales. Si con buena voluntad intentas explicarles que la filosofía no es ajena a estas cuestiones, y que se interesa por las herramientas que aportan disciplinas como la biología, la química, la ingeniería o la inteligencia artificial, entonces es cuando hacen suya la frase de Shreck, y con más o menos vehemencia te dicen aquello de “¡fuera de mi ciénaga!”.

Si buscas consuelo en tu departamento, los compañeros/as te dirán que la culpa es tuya y que tienes que abandonar cuanto antes esas extrañas ideas que no te van a aportar nada bueno. «¿Desde cuándo los grandes problemas de la filosofía se han resuelto estudiando la frecuencia de disparo de las neuronas o analizando lesiones del lóbulo frontal?» Todo eso no es más que reduccionismo, y te recomendarán, a modo de penitencia, la lectura de algún sesudo escritor -normalmente alemán o francés, aunque también los hay españoles- que trabaja al modo cartesiano, esto es, asomándose a la ventana (de su cuartel) y escribiendo en un papel cuanto le viene a la cabeza para ofrecernos una completa descripción del alma y la naturaleza humana. En realidad la cosa no es tan simple, pero es una manera de describir esa manera de trabajar en filosofía que se conoce como “la filosofía de mesa de camilla”.

Los filósofos que se suelen sentar en la mesa de camilla a desentrañar la esencia última del alma humana, suelen anatemizar, al grito de ¡¡¡fisicalismo!!! Todo cuanto tiene que ver con el conocimiento que se está produciendo en las áreas de las neurociencias cognitivas o la inteligencia artificial. Por otro lado, la relación que existe entre la filosofía y las neurociencias ha sido históricamente de mutua exclusión. Los filósofos creen, salvo excepciones, que la labor que realizan los neurocientíficos no es útil para resolver los problemas que tradicionalmente se tratan en filosofía de la mente. A su vez, los neurocientíficos, descuidan aspectos que tienen que ver con el análisis conceptual o lógico que hacen los filósofos.

La Neurofilosofía podría ser ese lugar común en el que coincidan tanto intereses como estrategias de investigación en las áreas de la psicología, las neurociencias, la inteligencia artificial y la filosofía de la mente. Los descubrimientos empíricos que se vienen realizando desde mediados del siglo XX sobre la estructura y funcionamiento del cerebro, permiten una nueva manera de abordar los problemas clásicos en distintas áreas de la filosofía.

En la década de los sesenta del pasado siglo aparece el término ‘neurociencia’ para designar los trabajos interdisciplinares que se estaban haciendo para estudiar el sistema nervioso, mientras que el término ‘ciencia cognitiva’, en los años setenta, se solía utilizar para referirse a los trabajos relativos a los procesos cognitivos muy vinculados a la teoría clásica de la computación. Serán el psicólogo George Miller y el neurólogo Michael Gazzaniga quien en 1980 acuñen el término ‘neurociencia cognitiva’ como la disciplina que estudia la implementación cerebral de los procesos cognitivos. La posibilidad de vincular los procesos cognitivos con mecanismos neuronales se deben a las investigaciones realizadas por D. Hebb ((1949). The Organization of Behavior. New York: Wiley). Las publicaciones de Hebb fueron pioneras al ofrecer una explicación de  fenómenos psicológicos tales como la percepción, el aprendizaje, la memoria o los desórdenes emocionales, en los términos que ofrece el estudio de los procesos neuronales y de los circuitos anatómicos del cerebro

Es en la obra de Patricia Churchland Neurophilosophy (1986) donde se pone de manifiesto el interés de la filosofía por los procedimientos empleados en la neurociencia y sus posibles aplicaciones a la resolución los problemas epistemológicos y ontológicos tratados históricamente por la filosofía. El  interés de la filosofía por las neurociencias permite establecer una distinción entre la ‘filosofía de la neurociencia’ y la ‘neurofilosofía’. La filosofía de la neurociencia se ocupa de cuestiones relacionadas con los avances que se producen en las diversas áreas de investigación, así como de aspectos epistemológicos y metodológicos. A la filosofía de la neurociencia le corresponde responder a cuestiones del tipo: ¿qué es una explicación neurocientífica?, ¿qué tipo de metodología se usa? o ¿qué relación existe entre las distintas disciplinas que integran el campo de las neurociencias? En este sentido, es especialmente interesante la discusión en torno al problema de la reducción de las ciencias cognitivas o de la psicología a ciencias más básicas. La neurofilosofía, por su parte, tiene como objetivo aplicar los avances y descubrimiento que se realizan en el campo de la neurociencia a cuestiones específicamente filosóficas dando lugar a disciplinas como la neuroética, la neurosemántica o la neuroeconomía.

Espero que este blog sirva a mis alumnos/as para reflexionar y ordenar algunas ideas que surgen cuando se abandona la comodidad y el confort que ofrece la mesa de camilla.

Acerca de José Luis Fernández Moreno

Profesor de Filosofía (Secundaria). Intereses: Neurofilosofía Ver todas las entradas de José Luis Fernández Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: